• Home
  • Información Importante
  • Desarrollo motor

Desarrollo motor en la etapa infantil

El desarrollo motor se considera como un proceso secuencial y continúo relacionado con el proceso por el cual, los seres humanos adquieren una enorme cantidad de habilidades motoras. Este proceso se lleva a cabo mediante el progreso de los movimientos simples y desorganizados para alcanzar las habilidades motoras organizadas y complejas.

El desarrollo motor no se produce de forma aislada, más bien se verá influido por las características biológicas que el niño posea (tales como la herencia y la maduración), por el ambiente en que se desarrolle, las oportunidades para el movimiento que se encuentran en su entorno (por ejemplo: juguetes, columpios en el patio trasero, escaleras para subir en el hogar) y su propio desarrollo motor.

Respecto a la adquisición del esquema corporal, o representación del propio cuerpo, de sus posibilidades y limitaciones, se trata de un proceso paulatino de conciencia que tiene sus inicios en las primeras percepciones y movimientos del bebé, y cuya culminación tiene lugar con posterioridad a esta etapa.

Image

En la conciencia cognitiva de los diversos componentes del cuerpo tiene mucho que ver la experiencia social y el desarrollo del lenguaje. Los niños ya señalan a los 2 años las grandes partes del cuerpo (brazos, piernas, manos,…); a los 3 años pueden dibujar el tronco en la figura humana; a los 4, identifican las rodillas, los hombros, los codos, así como partes de la mano y del rostro; a los 5 años saben que tanto su cuerpo como las cosas tienen lado derecho e izquierdo, aunque no pueden identificarlos con seguridad; será al final de la etapa infantil, sobre los 6-7 años cuando sean capaces de discriminar con precisión la izquierda y la derecha en su propio cuerpo y, un poco más tarde, en el cuerpo de los otros.

Otros importantes logros de la etapa infantil son:

  • Eliminación de las sincinesias y paratonías en el proceso de independencia segmentaria, o capacidad de controlar independientemente cada segmento motor.
  • Coordinación y automatización de movimientos, con lo que el niño puede atender a otras tareas.
  • Progresivo ajuste del tono muscular y del control respiratorio a las exigencias de cada tarea o situación, con lo que se posibilita un mayor control de la atención y las emociones.
  • Progresiva estructuración espacial, con la toma de conciencia de los diferentes planos y conceptos espaciales.
  • Paulatina estructuración temporal, habilidad más compleja que va perfeccionando gracias a las diferentes rutinas a las que se ve sometido.
    Control de esfínteres, cuya consecución suele ocurrir entre los 18 y 24 meses en el caso del control diurno, y entre los 2 y 3 años en el control durante la noche.

ETAPAS DEL DESARROLLO MOTOR

1 mes

Boca abajo, levanta el mentón. Aprieta con fuerza el dedo u objeto que se introduce en su mano.

7 meses

Se sienta sólo en la cuna, o en el suelo o parque. No opone el pulgar, agarrando los objetos con toda la mano.

15 meses

Anda sólo. Trepa las escaleras a cuatro patas. Sube escalones cogido de la mano. Juega agachado.

©2020 Escuela Nueva Luz